Google Play toma medidas contra el contenido inapropiado: ¡Adiós a los deepfakes!

Google Play cambia sus políticas para combatir apps de contenido inapropiado

Google Play cambia sus políticas para combatir apps de contenido inapropiado

En una reciente actualización de sus políticas, Google Play ha decidido tomar medidas más estrictas contra las aplicaciones que permiten la creación de contenido inapropiado, especialmente aquellas que facilitan la creación de deepfakes en dispositivos Android.

Los deepfakes son videos o imágenes manipuladas mediante inteligencia artificial para hacer que una persona parezca decir o hacer algo que en realidad no ha hecho. Estas tecnologías han sido utilizadas de manera maliciosa para crear contenido engañoso o incluso pornográfico, lo cual plantea graves problemas de privacidad y seguridad.

Ante esta problemática, Google ha decidido tomar cartas en el asunto y reforzar sus políticas de moderación en la tienda de aplicaciones. A partir de ahora, cualquier app que permita la creación o difusión de deepfakes será eliminada de Google Play y sus desarrolladores podrían enfrentar sanciones.

Esta medida se enmarca dentro de los esfuerzos de Google por garantizar la seguridad y la integridad de su plataforma, protegiendo a sus usuarios de posibles abusos y contenidos perjudiciales. Con esta decisión, la compañía busca enviar un claro mensaje de tolerancia cero hacia el uso indebido de tecnologías de manipulación de contenido.

En conclusión, Google Play ha dado un paso importante en la lucha contra las aplicaciones de contenido inapropiado, demostrando su compromiso con la protección de sus usuarios y la promoción de un entorno seguro y saludable en su plataforma. Esperamos que esta medida contribuya a frenar el crecimiento de los deepfakes y a garantizar una experiencia positiva para todos los usuarios de Android.

Este artículo fue escrito por Ricardo Aguilar para Xataka y fue actualizado por última vez el 7 de junio de 2024.

Retour au blog

Laisser un commentaire

Veuillez noter que les commentaires doivent être approuvés avant d'être publiés.